¿Cuáles son las mejores opciones de inversión en 2021?

Los mercados financieros están aún bajo una situación de incertidumbre derivada del Covid-19, que sigue muy presente en muchas regiones del planeta. La epidemia provocó que en 2020 el comportamiento de los mercados fuera de tipo bajista, por la paralización de las economías para controlar la expansión del virus.

Sin embargo, en 2021, con el avance en el proceso de vacunación, al menos en EEUU, Israel, Reino Unido, Europa, Canadá y otros países asiáticos, los analistas han ganado en cierto optimismo. La situación actual lleva más que nunca a determinar cuál es el momento correcto para vender, o para no hacerlo.

Invertir este año va a estar sujeto a muchas oscilaciones en los precios, pues los mercados van a ser muy dependientes de la disponibilidad y efectividad de las vacunas. Por suerte, se espera que a finales de verano ya se alcance la inmunidad de rebaño en muchos países.

¿Dónde invertir en la actualidad?

Entrando ya de lleno en las inversiones, aunque de forma muy resumida, los depósitos son una opción que no ofrece mucha rentabilidad, al menos en el mercado nacional. Para encontrar buenas noticias hay que ir hasta el mercado europeo. Otra alternativa son los activos de bajo riesgo, pero no son la mejor, porque su rentabilidad sigue sin ser alta debido a que los tipos de interés están en mínimos.

En este escenario aparece la bolsa como activo muy rentable, pero solo si se acude a disciplinas que estén en pleno periodo de crecimiento. Son lo que se denominan las megatendencias, dinámicas de mercado que van a suponer una mejora en los hábitos y el comportamiento de vida a corto y medio plazo.

La biotecnología, la salud, la inversión socialmente responsable y la tecnología son algunas de estas tendencias. Estos son solo grandes disciplinas, así que es conveniente estudiar a fondo cada apartado. El abanico de posibilidades que se abre con estos mercados es muy interesante.

¿Qué sucede con el mercado inmobiliario?

El sector inmobiliario, que siempre es un mercado que genera mucho interés entre los inversores, parece estar pasando por un momento de cambio. Los precios de compraventa y de alquiler, que han ido subiendo escalonadamente en los últimos años antes del Covid-19, ahora vuelven a moderarse debido a la falta de actividad.

Los datos del Banco de España señalan que la rentabilidad de la vivienda en el último trimestre del año 2020 se situó en el 5,2%, mientras que la del alquiler estaba alrededor del 3,7%. A esto hay que sumar los análisis de entidades financieras como Caixabank Research, que pronostican una bajada en los precios de venta en torno al 10% o incluso superior en algunas operaciones.

Las entidades financieras, que son grandes tenedores de viviendas en España, se enmarcan en un territorio poco halagüeño con esta bajada generalizada de precios. A ello hay que sumar las decisiones judiciales en los últimos años sobre sus obligaciones de pago en los créditos hipotecarios.

Actualmente podemos reclamar a nuestro banco la devolución de gastos de hipoteca, visitando la siguiente web podrás descargar los modelos para reclamar a tu banco: modelo reclamación gastos hipotecarios.

¿Cómo invertir de manera responsable en 2021?

La situación económica actual invita a ser muy precavido con las inversiones, pues aunque se pronostiquen crecimientos y mejoras en los mercados, el control sobre la pandemia sigue sin ser total.

Los gestores automatizados, también conocidos como robo advisors, pueden ayudar en esta selección de inversiones, pues estudian a fondo el perfil de riesgo de cada inversión y se adaptan a las particularidades de los inversores. Inbestme es uno de ellos.

Estos robo advisors son una herramienta que hace más cómoda la inversión, pero el mismo ejercicio de invertir implica conocer con cierta profundidad los mercados. Una cosa son los activos: bolsa, deuda, inmobiliario; y otra diferente son los productos a través de los cuales se ejecuta esta inversión: acciones, fondos de inversión, fondos cotizados o los propios robo advisors.

Y otro apunte relevante es el tipo de riesgo a asumir, que va muy ligada a la rentabilidad de la inversión. Los activos monetarios y de renta fija, que son muy conservadores, no se han movido prácticamente en el último año y presentan una rentabilidad que va desde el -0,33 al 0,83%. En un plazo a 10 años el rendimiento neto ya sí es algo más favorable, del 0,43% al 2,27%, unos datos muy similares a la inversión a 20 años.

Los depósitos a plazo fijo, la mejor inversión sin riesgos

La opción que ofrece mayor seguridad, pero renunciando a la rentabilidad, es la de invertir en depósitos de plazo fijo. La realidad actual es que los datos de rentabilidad pueden ser tan bajos en algunos casos que el inversor llegue a perder poder adquisitivo, y esto ocurre cuando las ganancias no llegan a cubrir la subida de la inflación.

Invertir en los mercados financieros obliga a asumir riesgos, pero para ello hay que hacerlo de manera controlada. Confiar en un robo advisor es una buena opción para testear las distintas probabilidades que hay sobre la mesa.

Sara Dominguez

Deja un comentario