Ir a la barra de herramientas
miércoles, septiembre 23
Shadow

Guía de supervivencia en economías hiperinflacionarias

Primeramente, las economías hiperinflacionarias se dan en aquellos países donde los índices inflacionarios son superiores al promedio.

Se puede decir que la hiperinflación se da lugar cuando los índices superan las dos y tres cifras.

En base a eso podemos decir que, la hiperinflación ocurre cuando la inflación alcanza niveles exorbitantes e incontrolables. Donde los precios de los productos aumentan de manera rápida y desmesurada, mientras que el valor de la moneda cae y se devalúa progresivamente.

Estos fenómenos hiperinflacionarios representan las consecuencias de países en guerra, o con políticas económicas que no son adaptadas a la realidad.

Entre las políticas económicas que fomentan la hiperinflación tenemos las siguientes:

  • Control cambiario estricto de divisas de mayor valor.
  • Varios tipos de cambio de conversión de monedas.
  • Restricción del aumento de precios, lo cual impulsa la escasez. Por lo general los comerciantes no acatan estas medidas y venden los productos a sobreprecio por su baja oferta en el mercado, e incremento de la demanda.
  • Implementación de reglas que restringen la libre oferta y la demanda de productos y servicios.
  • Nacionalización de empresas y servicios.
  • Disminuida producción de bienes y prestación de servicios.
  • Emisión e impresión de billetes sin respaldo fiscal.

Particularmente en mi caso, yo vivo en un país donde la economía ha sido hiperinflacionaria, durante los últimos cinco años. Y se que es una lucha constante por sobrevivir, y lo que es normal en otros países, para mí lo es difícil de hacer. Porque cosas tan básicas se vuelven imposibles de hacer.

Pero no desesperes, no hay mal que dure mil años ni cuerpo que lo resista. Porque existen formas y alternativas para sobrellevar este tipo de situación, que no es culpa de nosotros y que no podemos controlar. Pero si podemos verle un lado positivo con creatividad y mucha determinación.

Es por eso que hoy les traigo esta guía de supervivencia en economías hiperinflacionarias. La cual se que te ayudara muchísimo, para que vivas mejor en este tipo de economías, y puedas garantizarte a ti y a tus seres queridos una mejor calidad de vida y bienestar, sin descuidar el bolsillo.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Cuando nuestro entorno cambia, debemos nosotros hacerlo con ello. ¿Qué quiero decir con esto? Que para vivir en este tipo de economías debemos de cambiar de mentalidad y de hábitos.

En referencia a la mentalidad, debemos quitarnos la idea de que solo con un empleo de ocho horas al día, cinco días a la semana, nos vaya a dar algún lucro positivo. Pues no, más bien genera frustración, cansancio y gastos por cumplir jornadas laborales.

En consideración a los hábitos, debemos priorizar aspectos de nuestra vida en los cuales vale la pena invertir y gastar. Se debe pensar más de dos veces y con seriedad, en oportunidades y decisiones, ya que de ellas dependerá tu futuro y el de tu familia.

Con esto podemos pasar a la siguiente fase.

¿Qué debemos hacer?

Generar ganancias activas

Las ganancias activas son aquellos ingresos que obtenemos por realizar una labor. Estas ganancias dependen del esfuerzo y del tiempo que le dediquemos a estas actividades, estas pueden ser por una jornada laborar, ventas o consultorías.

Cuando vivimos en economías hiperinflacionarias, debemos tener en consideración que debemos hacer varias cosas a la vez, para generar múltiples ingresos activos.

Una recomendación que te puedo hacer es que conserves tu empleo y que emplees tu tiempo libre para realizar ventas y/o consultorías, dependiendo de tus fortalezas. Si eres experto vendiendo, perfecto, puedes ofrecer productos que generen gran demanda. Si eres experto en un área de conocimiento de valor, puedes brindar asesorías.

La idea es que combines tus mejores habilidades para seguir adelante. Reconoce en que eres bueno y proyéctalo al mundo, que la gente quiera pagar por tus productos y servicios. Apóyate en familiares, amigos, compañeros de trabajo y redes sociales para fomentar, y dar a conocer tus talentos, de manera de que los puedas monetizar.

No recomiendo que dejes tu empleo normal en un principio, sino cuando las ganancias por tus ventas o por tus servicios superen en un 25% tu salario mensual. Allí es el momento de evaluar los pros y contras de abandonar tu empleo.

¿Cómo lo hacemos?

Registra cuanto te cuesta asistir a tu jornada laboral, incluye transporte, imprevistos, comida, vestimenta diaria, lavandería, entre otros. Luego todos esos gastos se los vas a restar a tu salario mensual.

Si la diferencia es grande, te recomiendo que te quedes con el empleo. Si la diferencia es poca puedes tomar la decisión de abandonarlo, si vas a orientar el 100% de tus esfuerzos y energía en vender o fomentar tus servicios. Allí es donde nace el emprendimiento.

Otra recomendación es que lo que vayas a percibir por concepto de liquidación de tu empleo, lo inviertas en algo. Puede ser en activos que te generen más dinero, herramientas e instrumentos que mejoren tus ventas y servicios, invertir en negocios o ahorrarlo en divisas fuertes para que no se devalúe.

Tienes que tomar en cuenta que debes hacer varias cosas a la vez y hacer uso optimo de tu tiempo y de tu dinero. Todo lo que te produzca perdidas, favor abandonarlo. Solo enfócate en actividades que te generen beneficios.

Te recomiendo que identifiques bien tu mercado objetivo, en conocer a tus clientes y sus necesidades, e innova de manera tal, que no te parezcas a la competencia.

Genera ganancias pasivas

Las ganancias pasivas son aquellos ingresos que generamos al invertir, algo de dinero o de muy poco tiempo o esfuerzo, y son progresivas en el tiempo.

Son considerados elementos que, con un mantenimiento mínimo, generan ingresos de forma autónoma tras una labor inicial.

Actualmente con el auge del Internet y de las redes sociales, existen mil millones de maneras de generar ganancias pasivas. Pero también existen maneras que han existido desde hace mucho tiempo.

Una de las formas más antiguas es si tienes un espacio extra en tu casa o un local sin uso, lo ideal es alquilarlo a un tercero. Ese dinero por concepto de alquiler es una ganancia pasiva constante en el tiempo. Actualmente existen plataformas en internet con las cuales puedes impulsar el alquiler.

Una de ellas y la más popular en esta época es Airbnb, que es un software que te permite promocionar tus espacios desocupados al mundo.

Otra manera es generar ingresos por comisión, ya sea por ventas, marketing, seguros, conseguir aliados comerciales a terceras personas, lograr un contrato, entre otros. Es decir que seas un medio para lograr transacciones comerciales importantes y cobrar por ello, es una gran manera de generar ingresos pasivos.

Hoy en día también los escritores de e-books tienen ganancias, ya que venden sus publicaciones en internet y redes sociales, por un largo periodo de tiempo. También los escritores en blogs sobre temas interesantes, reciben aportaciones residuales de sus escritos ya sea por donantes, patrocinantes o personas que les encanta su contenido.

Además, los que crean guías y cursos de cualquier tema, pueden venderlos por Internet y así generar aún más ganancias.

Mejor aún, los que inventan o producen un nuevo producto, ya sea físico o digital, tienen grandes posibilidades de generar ganancias en el futuro.

También puedes invertir en acciones o en criptomonedas, que, si tienes suerte, generaras muchas ganancias. Pero antes de realizar este tipo de inversión te recomiendo que te eduques bien como funcionan, ya que son volátiles y fluctuantes de manera negativa y positiva.

Tus ahorros conviértelos en divisas

Siempre destina dinero para ahorrar, ya sea para adquirir algo que te genere liquidez próximamente o crear un fondo de emergencias. Puedes destinar el 8% de tus ingresos para el ahorro.

Pero no ahorres en la moneda oficial de tu país hiperinflacionario, ya que pierde valor rápidamente. Por eso te recomiendo que con eso dinero adquieras divisas de fuerte valor como el dólar o el euro, para que protejas tus ahorros de la devaluación.

Comúnmente estas divisas incrementan su valor exponencialmente y de forma rápida, en países donde la inflación es descontrolada. Y si puedes adquirir las divisas en efectivo mucho mejor.

Cuando se adquieren divisas, hay personas que no lo consideran como un ahorro, sino como una inversión. Lo cual es valido porque tienden a incrementar su valor como si fuese una inversión.

Esto te traerá un alivio inmenso, en caso de emergencias y cualquier imprevisto, porque lo puedes tener cubierto en cualquier momento. Sin alterar tus gastos o ingresos.

Si eres un poco más arriesgado y te gusta negociar, puedes dedicarte a vender y comprar divisas, de acuerdo a las fluctuaciones del mercado y cobrar comisiones por eso. Lo recomendable es que cuando el valor de la divisa se mantiene constante o disminuye, lo ideal es comprar la divisa. Y cuando el valor de la divisa incremente, venderlas y así recuperar tu inversión más la ganancia.

También existe una plataforma que funciona en Latinoamérica, que permite y garantiza la libre demanda y oferta de divisas, hasta con comisiones de ganancias. La cual es Airtm, esta plataforma te permite trabajar como cajero, invertir en divisas y criptomonedas, es fácil de usar. Hasta tenemos un artículo exclusivo de esa plataforma, si lo quieres revisar La plataforma estilo start up Airtm.

Pero con esto no descuides tu fondo de emergencia. Destina una parte como fondo de ahorros y otra muy aparte, si quieres transar con la compra y venta de divisas.

Siempre debes ahorrar.

Invertir en activos.

Los activos son bienes, herramientas e instrumentos, que de alguna manera te ayudaran a producir ganancias en el futuro.

Algo muy curioso en países hiperinflacionarios, las personas tienden a emigrar a otros países. Dejando propiedades a la venta a bajo precio, así como los vehículos y equipos. Con esto las personas que quedan adquieren esos activos a un precio menor y los utilizan para producir dinero, claro tienes que tomar en cuenta los costos de mantenimiento de estos bienes.

Por lo menos si adquieres una propiedad o un local, puedes alquilar o colocar un negocio allí. O hacerle remodelaciones y venderlo más caro, esto no te lo recomiendo porque en economías inestables, las personas no adquieren bienes de tanto valor. Siempre trata de quedarte con el bien y haz que produzca dinero.

Si compras un carro o un camión puedes ponerlo a trabajar de taxi ejecutivo, hacer viajes y transportes. Pero en el precio de esos servicios, considerar siempre los costos de mantenimiento en divisas, ya que requerirán mantenimiento frecuentemente por el uso.

En el caso de adquirir equipos, la decisión va a depender de lo que te dediques hacer.

Si tu trabajo es vender, invierte en un buen teléfono, vestimenta y en algún medio de transporte que facilite tus ventas.

Si te dedicas a asesorar, hacer proyectos, guías, entre otros, invierte en una buena computadora y un excelente teléfono.

Si tienes algún negocio, invierte en activos que impulsen el mismo. Como equipos de refrigeración, cajas registradoras, plantas eléctricas, un buen almacén, sistemas de producción o administración, vehículos, capacitación tanto para ti como para tu personal, entre otras inversiones.

En cuanto a remodelaciones a nuestra vivienda principal o donde habitemos, recomiendo no hacerle remodelaciones o trabajos muy costosos, a menos de que sea estrictamente necesario. Porque en economías hiperinflacionarias las casas pierden valor, así se remodelen, solo haz arreglos necesarios y mantenimiento a tus artefactos hogareños como aires acondicionados, lavadoras, cocinas, entre otros.

Elabora un presupuesto mensual

Una vez que comiences a generar ganancias e invertir, debemos controlar los gastos. La única manera de hacerlo es haciendo un presupuesto mes a mes, en base a nuestras ganancias fijas y de nuestros gastos corrientes, dejando una holgura para cualquier eventualidad.

¿Cómo hacemos un presupuesto?

No es nada complicado, para empezar, coloca en una lista todos tus gastos mensuales, los cuales pueden ser: comida, medicinas, transporte, servicios públicos, educación, cuotas de otros servicios y coloca un reglón de “Otros gastos”, que este ultimo puede ser el 4% de tus gastos, esto es en caso de que se incremente algún gasto de manera inesperada.

Coloca aparte tus ganancias fijas mensuales, y lo que vayas a destinar para ahorro e inversión.

Luego al lado de la descripción de cada gasto coloca el importe de cada uno, súmalos, el resultado de esa operación será la cantidad que debes gastar mensualmente y procura no gastar más de esa cantidad.

Si quieres apóyate en programas como Excel para hacerlo de manera automática. Siempre procura pagar tus servicios a tiempo para que no se te acumulen y la comida ve siempre donde haya ofertas o que vendan al mayor.

Un ejemplo de presupuesto puede ser:

Descripción Valor
Ganancias fijas xxx
Fondo de ahorro 8% de tus ganancias
Inversiones xxx
Gastos:
Comida xxx
Medicinas xxx
Educación xxx
Servicios públicos xxx
Servicios Privados xxx
Transporte xxx
Otros gastos xxx
Total, gastos: xxx

Mensualmente debes actualizar el importe de cada gasto, ya que, en economías hiperinflacionarias, todo fluctúa de un momento a otro. Apégate al presupuesto y veras como el dinero te rendirá para cubrir todas tus necesidades.

El endeudamiento

En economías hiperinflacionarias es muy común que las personas se endeuden, en la moneda oficial del país. Ya que su valor se devalúa muy rápido, las personas se endeudan para adquirir un activo o un bien al momento, y saben que las cuotas e intereses se devaluarán, prácticamente la cuota no valdrá nada en un futuro.

Pero con esto hay que tener mucho cuidado, antes de endeudarte, evalúa tu capacidad de endeudamiento y si podrás cancelar posteriormente las cuotas sin problemas. También toma en consideración lo que vayas hacer con ese dinero, por favor inviértelo en algo que te genere más dinero o ahórralo en divisas.

En conclusión, para vivir en economías hiperinflacionarias, debes pensar antes de actuar, evaluar bien tus opciones y mejorar tus hábitos de ahorro, inversión y gastos. Con estas recomendaciones de esta guía podrás sobrellevar la hiperinflación sin problemas.

Espero que te ayude a mejorar tu calidad de vida en condiciones adversas.

Atte.: Mariajosé.

Si les gusto este post y quieren apoyarme pueden hacerlo a través de mi link de PayPal: paypal.me/cheche17.

Además, les comentamos que poseemos una empresa llamada AsesoríaM, es una empresa digital online, en la cual nos dedicamos a realizar planes de negocios, investigaciones de mercado, asesorías contables y mucho más, puedes visitar nuestro Instagram https://instagram.com/asesoriam o enviarnos un correo a asesoriam17@gmail.com, también poseemos un portal web que es https://mariajosebravo.com, estamos a la orden para rentabilizar tus ideas de negocios.

¿Te gustan los contenidos de Mariajosé Bravo? ¡Apóyale en Patreon!
Mariajosé Bravo

La Libertad Financiera Online Foros Guía de supervivencia en economías hiperinflacionarias

Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
Respuesta a: Guía de supervivencia en economías hiperinflacionarias
Tu información:




Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. // If you continue using this site you accept the use of cookies. + info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar